Días de vino y rosas

Escancia Calisto, cuatro copas de buen vino
y tú, Álcimo, ponles hielos veraniegos;
que mis cabellos estén lustrosos, empapados en exceso de amomo,
y que mis sienes se cansen de llevar guirnaldas de rosas:
ese mausoleo tan cercano nos anima a vivir
al mostrarnos que los mismos dioses pueden morir.

MARCIAL

Traducción de Juan Fernández Valverde

Enlaces

Wikipedia

Anuncios

Publicado por

la BLO

Biblioteca del IES La Orden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s