El río

Dejarse llevar por el cauce del destino
y con cada canto rodado
hablar con reticencia de secretos.

¡Qué dulce es el susurro del río!

Descender de los picos del propio orgullo
y caer desde la claridad orgullosa del aislamiento
con el grito de pánico de cada caída.

¡Qué glorioso es el grito de las cascadas!

Y hundirse cada vez más en lo hondo de la hendidura
y con cada pedrusco
levantar una disputa.

¡Qué leyenda es el río, qué leyenda!

AHMAD SHAMLÚ

Traducción de Clara Janés

Anuncios

Publicado por

la BLO

Biblioteca del IES La Orden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s