A la muerte

puerta-abierta

Si has de venir ¿por qué no ahora?
Te espero. Me siento muy mal.
He apagado la luz y te he abierto la puerta
a ti, tan sencilla y asombrosa.
Toma para esto cualquier forma,
irrumpe como granada arrojada,
o furtivamente, como una pesa, como un bandido experto.

ANNA AJMÁTOVA

Traducción de Jesús García Gabaldón

Enlaces

Wikipedia

A media voz

Anuncios