Jaque mate

¿Qué luto esconde esta paz de tablero?
¡Silencio:
El rey ha muerto!
Perdió
su reina,
dama de ojos tristes.
Ay,
vendió
sus hipocampos de marfil y sueño.
Parapetado
tras las torres del tiempo esperaba
el peón de las viñas ciego de ira,
enfermo de envidia y resentimiento.

Un pequeño cadáver de madera
desata el estupor de un ejército.

¡Silencio!
El rey ha muerto.

EXCILIA SALDAÑA

Enlaces

Cuba literaria

Anuncios