El sapo prudente

En subir una escalera
un sapo tardó siete años
¡y justo vino a rodar
en el último peldaño!

Allá en el suelo quedó
palpándose los chichones
y murmurando entre dientes:
“¡Lo que son los apurones!”

BEATRIZ FERRO

2 de abril, Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil

Anuncios