Esta célica sirena…

Esta célica sirena en sus hermosas crines
rayos tiene que hacen rubio al sol:
en los ojos el fuego en que arder suele
el puro anhelo de espíritus divinos.

En las mejillas el vivo color fino
que enciende a la rosa y las violetas;
en su voz el angélico sonido
que sale entre rubíes y las perlas.

En el relámpago benigno de su risa
y en el mirar callado aquel amor
que del cielo se prueba en paraíso.

Medido de deseo tiene el pecho,
milagros naturales en el rostro
y cuanto de gentil guarda el intelecto.

PIETRO ARETINO

Traducción de Luis Antonio de Villena

Enlaces

Wikipedia

Anuncios